La extensión de un punto de venta

Son pocas las marcas que no tienen (o han tenido) una métrica de "tienda perfecta"; cada marca desarrolla sus propias métricas y métodos de medición, pero las variables que se miden suelen estar relacionadas con el rendimiento en tienda. 

La mayoría de los programas de la Tienda Perfecta hacen un seguimiento y ponderan factores como la asistencia de los promotores y la cobertura de las rutas, la participación en los estantes, el agotamiento de las existencias y/o la disponibilidad en los estantes, la mano de obra de las ventas, la imagen de los promotores, la visibilidad y los materiales de los puntos de venta, entre otros.

Sin embargo, pocos reconocen que todos estos indicadores requieren una preparación, como una inversión previa "fuera de los PDV":

  • Para medir la asistencia y el cumplimiento de las rutas es necesario crear o invertir en un instrumento de control, así como en las capacidades de la agencia.
  • Se requiere una inversión previa en formación, tanto en habilidades duras como blandas, para una ejecución de calidad, la obtención de espacios adicionales o un buen trabajo de ventas.
  • La imagen del Promotor depende no sólo de la aplicación y puesta en marcha de un reglamento de imagen personal, sino también del tiempo y la experiencia en la definición del perfil del puesto, así como de la selección de los filtros y controles utilizados por Recursos Humanos en la contratación, que denominamos Personas Perfectas.
  • La visibilidad viene determinada no sólo por el uso o no de un mueble o un material en el punto de venta, sino también por la cantidad de dinero invertida en el diseño, el tiempo de investigación y el desarrollo del mobiliario, así como la logística de entrega de los materiales a la tienda.