¿Qué es la perfect store?

Las agencias de promotoría definen a la "perfect store" como aquel punto de venta, en donde se utilizan las mejores prácticas y tácticas para mejorar la experiencia del comprador. Por lo tanto, una tienda debe tener promociones bien ejecutadas, exposiciones, presencia de productos, presentación y expositores en general.

La tienda ideal permite que los clientes se sientan completamente a gusto mientras compran. La jornada de compra se hace más práctica, rápida y eficiente, lo que se traduce en una experiencia de compra satisfactoria.

Variables de ejecución

Los KPI de Perfect Store se personalizan para satisfacer las demandas específicas de cada cliente. Uno de los objetivos es hacer visibles las dificultades en la tienda para lograr el 100% de eficiencia en cada actividad importante.

La puntuación se basa en una combinación de KPIs y ejecuciones relevantes a lo largo de cada auditoría durante el tiempo especificado.

  • Las variables de ejecución más comunes son:
  • Quiebres/Agotados: Si un producto no está en góndola o similar, no se venderá.
  • SKU: Para productos relevantes, el proceso de reposición debe ser eficiente y rápido.
  • Flejes: Todos los productos deben tener las versiones más recientes de sus flejes.
  • Cara: La presencia del producto en la góndola debe ser efectiva.
  • Promociones: Debe haber una implementación adecuada de las promociones.
  • Exhibiciones Pactadas



La extensión de un punto de venta

Son pocas las marcas que no tienen (o han tenido) una métrica de "tienda perfecta"; cada marca desarrolla sus propias métricas y métodos de medición, pero las variables que se miden suelen estar relacionadas con el rendimiento en tienda. 

La mayoría de los programas de la Tienda Perfecta hacen un seguimiento y ponderan factores como la asistencia de los promotores y la cobertura de las rutas, la participación en los estantes, el agotamiento de las existencias y/o la disponibilidad en los estantes, la mano de obra de las ventas, la imagen de los promotores, la visibilidad y los materiales de los puntos de venta, entre otros.

Sin embargo, pocos reconocen que todos estos indicadores requieren una preparación, como una inversión previa "fuera de los PDV":

  • Para medir la asistencia y el cumplimiento de las rutas es necesario crear o invertir en un instrumento de control, así como en las capacidades de la agencia.
  • Se requiere una inversión previa en formación, tanto en habilidades duras como blandas, para una ejecución de calidad, la obtención de espacios adicionales o un buen trabajo de ventas.
  • La imagen del Promotor depende no sólo de la aplicación y puesta en marcha de un reglamento de imagen personal, sino también del tiempo y la experiencia en la definición del perfil del puesto, así como de la selección de los filtros y controles utilizados por Recursos Humanos en la contratación, que denominamos Personas Perfectas.
  • La visibilidad viene determinada no sólo por el uso o no de un mueble o un material en el punto de venta, sino también por la cantidad de dinero invertida en el diseño, el tiempo de investigación y el desarrollo del mobiliario, así como la logística de entrega de los materiales a la tienda.